La directora de fotografía ítalo-chilena cuenta con una filmografía que incluye ocho largometrajes, 13 documentales y 20 cortometrajes, tanto en Europa como en América, además de múltiples comerciales para televisión y programas asociados. También es miembro activa de las asociaciones de directores de fotografía AIC Italia y ACC Chile.

Actualmente filma en nuestro país y se prepara para participar del Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), en México. Sobre su vínculo con Chile, su formación en Italia y los objetivos de participar en FICG, conversó con la Comisión Fílmica de Chile.

Maura Morales, estudió fotografía en el “Centro Sperimentale di Cinematografia” de Roma, con Rotunno, director de fotografía de Felllini y Visconti, con quién aprendió tanto la técnica como el arte del cine italiano y mundial. Trabajó como asistente de fotografía por varios años y en 2007 firmó su primer largometraje.

Desde 2012 trabaja también en Chile, donde ha sido directora de fotografía de dos largometrajes, las coproducciones chileno-italianas “Il mondo fino in fondo”, de Alessandro Lunardelli, con Alfredo Castro y Manuela Martelli; y “La primera luz”, de Vincenzo Marra, con Riccardo Scamarcio y Daniela Ramírez. Asimismo, fue camarógrafa de la última película de Silvio Caiozzi: “Y de pronto el amanecer”, que está pronta a salir y de “Il futuro”, de Alicia Sherson.

Actualmente prepara dos largometrajes, uno en Italia y otro en Suiza, como directora de fotografía. En Chile, se apronta a filmar parte de su primer documental como directora.

¿Qué estás filmando en Santiago?
Después de una experiencia personal muy marcadora en 2016, decidí contar esta historia y enfrentar mi primera dirección de un documental. Estoy filmando “Entierro”, película documental que ha ganado el Primer Fondo Audiovisual de Coproducción entre Italia y Chile, en noviembre de 2016.

En éste, Manuela Martelli es la narradora de un viaje a la búsqueda del arte de la artista Carmen Gloria Morales. Movida por la curiosidad hacia su compatriota, Manuela comienza a seguir el rastro de la artista después de encontrar los brutos de un documental interrumpido, titulado “Destierro”. La artista parece haber desaparecido y con ello todo lo relacionado con su vida. Un incendio se ha llevado su casa y todas sus pertenencias.

Estamos filmando el tráiler entre Santiago, Valparaíso e Italia, y con ello queremos mostrar el lazo entre ambos países, a través del arte y las vivencias de la artista.

¿Qué opinas de nuestras locaciones y por qué estas filmando en Chile?
Filmar en Chile y específicamente en Santiago, es muy importante para mí ya que es parte de mi historia. Mi familia vivió aquí hasta 1952 y volver a mirar la historia desde el lente significa un rescate de aquello.

Santiago, al igual que Valparaíso –que son las dos principales locaciones que estamos utilizando- está llenos de rincones maravillosos que te permiten hacer relatos únicos, donde la cámara tiene un sinfín de posibilidades para construir la historia que queremos contar.

¿Qué opinas del cine chileno?
Me encanta. Como artista europea, encuentro en el cine chileno una energía poderosa. Tiene esa necesidad de contar historias que ya el viejo continente perdió. Considero que además ha crecido mucho en los últimos años, técnica y narrativamente. Cada año se realizan producciones estupendas, que cada vez están teniendo más reconocimiento, tanto aquí como en los mercados internacionales.

¿A qué se debe tu participación como jurado en el Festival Internacional de Guadalajara?, ¿en qué categoría participarás?
En primer lugar, voy de jurado en la categoría “Documentales latinoamericanos”, lo que me parece fantástico ya que como documentalista tendré la oportunidad de reconocer el trabajo de mis colegas de la región.

Luego, voy a dar una charla sobre el cine femenino. Como mujer cineasta este es un espacio muy importante para mí, ya que los temas de género son muy relevantes en el mundo del cine. Como mujeres tenemos una historia que contar y poseemos una mirada particular que debemos potenciar. Asimismo, porque este es un mundo principalmente de hombres, y donde las mujeres debemos luchar por la igualdad de oportunidades y de condiciones laborales.

Por último, mi documental fue seleccionado para ser presentado como proyecto en el encuentro de coproducción del festival. Esto me tiene muy contenta, ya que podré compartir con mis pares el proyecto y enriquecerlo con sus miradas.

Me siento muy honrada de participar en el Festival de Guadalajara. Voy con todo mi background como directora de fotografía italiana y llevo además toda la experiencia de ser, en parte, chilena.

¿Cuál es el objetivo de esa charla sobre cine femenino?
La charla se llama “Mirada y realidad, se escriben en femenino: Mesa de diálogo sobre el acercamiento al género documental realizado por mujeres”.

En esta hablaremos sobre las oportunidades de las mujeres en materia de documentales, que creo es un medio mucho más fácil para que una mujer realizadora y directora de fotografía pueda acercarse.

La industria de ficción no está todavía acostumbrada a una “mujer al poder”. El equipo de fotografía es considerado aún por muchos un equipo masculino. Pero esto está cambiando. Hace poco la Sociedad de Cinematógrafos de Estados Unidos (ASC, por sus siglas en inglés) ha premiado una mujer por primera vez. El mismo hecho de tener el espacio para esta charla en Guadalajara da cuenta de ello y nos muestra el tremendo potencial femenino en el séptimo arte.

La mirada femenina al documental es algo delicado e íntimo, casi imperceptible, que deja de lado los protagonismos, casi sin dejar sentir su presencia pero –a la vez- siempre presente.